sábado, 9 de abril de 2011

Cuaresma. La resurrección de Lázaro.




" LÁZARO, VEN AFUERA ".
Jesús quiere dar VIDA DEFINITIVA AHORA Y DESPUÉS a todos los seres humanos. No quiere perder nada de lo que le entregó su Padre. Y una vida de CALIDAD,PLENA. Lo que posee él lo quiere para todas-os. Sin distinciones. El Dios-Amor no puede obrar de otra manera. Los muertos pueden estar vivos,
y los vivos pueden estar "muertos".
Todos los "Lázaros" están vivos en su muerte.
Hay que morir estando vivos... morir no es
dejar de vivir, sino VIVIR DE OTRA MANERA.

La cuaresma nos está llevando por un camino
"in crecendo".Comenzó el Miércoles de Ceniza
animándonos a la transformación por medio de
la oración,el compartir y asociando a nuestro cuerpo en todo este trabajo. El Espíritu nos llevó al desierto para salir vencedores de nuestras carencias.En el Tabor tuvimos la ocasión de ver la "gloria" del Jesús pleno,espero que hayamos gozado de "alguito". Con la Samaritana gustamos el AGUA VIVA y con el ciego de la piscina de Siloé pudimos ver a Jesús como LUZ. Y en este domingo lo vamos a experimentar como VIDA.

"YO SOY LA RESURRECCIÓN Y LA VIDA".
La muerte física no interrumpe la vida. La vida
se transforma.No es vida o muerte lo que tenemos delante ,sino vida o resurrección.
La vida física se va desgantando, pero no mengua para nada la VIDA ETERNA que poseeemos desde ya. En la muerte física logramos nacer definitivamente. La muerte
transforma, no es el fin,sino el inicio de la PLENITUD. La resurrección no puede ser entendida como la reanimación de un cadáver,sino como un entrar en un estado donde el espacio y el tiempo desaparecen.
Todo queda superado.

En Betania se aprende a VIVIR a través de
las lágrimas,del sollozo y del diálogo. Jesús es amigo de sus amigos, y de sus enemigos.

" LES INFUNDIRÉ MI ESPÍRITU Y VIVIRÁN ".
Nos dice la 1ª lectura.
Viviremos.... ¿ lo creemos o no ?.
Hay seres humanos "que huelen mal", los que
están ocupados en otra cosa mientras la vida
plena y eterna les está esperando.

Jesús,me impacta sentir que lloras.
Que te importan tus amigas Marta y María.
Quiero verme libre de ataduras como Lázaro.
Deseo oir tu grito potente que me llama a la vida.
A entrar en otra dimensión.
Sé que estoy llamado a la resurrección.

DEJÉMONOS INVADIR
POR EL DIOS DE LA VIDA.

Padre Vicente Casañas
Dominico canario
que anda de predicación
por tierras de Chile.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada